¿Por qué es tan importante para tu empresa crear contenidos?

Creación de contenido

¿Por qué es tan importante para tu empresa crear contenidos?

El marketing de contenidos tiene por objetivo ofrecer información de valor y gratuita al cliente potencial de tu marca. Ganarte la confianza a base de demostrar tus conocimientos y expertise, de manera que si decide convertirse en tu cliente, lo haga convencido de que eres la mejor opción para poner remedio a su problema.

Constantemente buscamos respuestas en Internet

Consumimos contenido diariamente, no hay día que no acudamos al buscador para cualquier pregunta que necesitamos resolver, consultemos Facebook o Instagram para pasar el rato, vayamos a Twitter para ver las reacciones sobre decisiones políticas, nos partamos de risa con un meme que nos mandaron por What’s app o veamos un video de Youtube para saber como se cocinan unos yakisova  ¿Por qué no convertirse en uno de los proveedores de respuestas?

Creando contenido tienes la oportunidad de conseguir atracción, conexión, compromiso y admiración de los clientes y tu buyer persona por tu marca, atraer nuevas visitas a tu web y, en definitiva, llegar a más gente y hacer crecer tu negocio. Precisamente el valor del content marketing es que el público viene a ti de forma voluntaria y no al revés, la forma intrusiva de la publicidad

¿Vale la pena invertir esfuerzos en la creación de contenido?

Las estadísticas[1] hablan por si solas, veamos qué nos dicen antes de continuar:

  • El marketing de contenidos multiplica por 4 o más (en 36 meses) los leads que una campaña que te cuesta 1000$
  • Las empresas que tienen  blog tienen un 434% mas de páginas indexadas[2] que los que no tienen blog. Además que la publicación recurrente provoca un aumento del rango[3] de tu site.
  • El 77% de usuarios de internet leen blogs i el 70% prefieren conocer una empresa a través de su blog que de un anuncio.
  • El 47% de compradores leen 3 0 4 piezas de contenido antes de contactar con un comercial.
  • El 82% de clientes tienen una precepción más positiva después de leer su contenido i el 70% se acercan más a la marca cuando se enganchan a su contenido. Como resultado el 74% de marcas ven que aumentan los leads en calidad y cantidad en cuanto introducen una estrategia de contenidos.

Estoy segura de que ya te he convencido en que el content marketing tiene demasiados beneficios como para no incluirlo en tu estrategia de marketing, ¿Verdad?

Pero no te voy a engañar ¡El que algo quiere algo le cuesta! Los resultados de una estrategia de content marketing no es de hoy para mañana. Es laboriosa y requiere continuidad y persistencia. Deberás ganarte tu audiencia día a día pero vuestra relación será fiel y por un largo tiempo.

Estos son los pasos principales que deberás seguir y las decisiones que deberás tomar:

1 – Crear el perfil de tu buyer persona.

Lo primero que debes tener claro es a quién te diriges. I ya que estamos, porqué no hacerlo con tu cliente ideal, que no necesariamente debe ser tu cliente actual. ¿Te has parado a pensar con que perfil de cliente te gusta trabajar?

Crea un avatar. ¿Qué edad tiene? ¿Qué estilo de vida lleva? ¿Qué le gusta hacer en su tiempo libre? ¿Qué le gusta comprar? ¿Dónde lo puedes encontrar en el mundo digita? ¿Qué tipo de contenidos le gustan? Incluso le puedes poner un nombre y ponerle cara.

Sí, es verdad que parece un poco extraño pero te ayudará mucho en el proceso de creación de contenidos. No es lo mismo hablarle a alguien inconcreto que a alguien con nombre, gustos, aficiones, costumbres, hábitos, etc.

2 – Definir el objetivo de tu estrategia.

¿Qué quieres conseguir con tus contenidos? ¿Atraer tráfico a tu web? ¿Que te pidan información sobre tus servicios? ¿Ganar autoridad en el sector? ¿Conseguir suscriptores para tu lista de distribución?

En función de tu objetivo principal darás una orientación u otra al contenido y  escogerás formatos y canales que más contribuían a la consecución del objetivo.

Por ejemplo, si quieres potenciar tu lista de suscriptores lo mejor será que ofrezcas un descargable. Además deberás difundir este recursos en plataformas o redes sociales dónde sabes que vas a encontrar tu público.

3 – Decidir los formatos del contenido que vas a servir

Una vez más tu público es el que manda y deberás darle los formatos que más le gusten. Artículos de texto, galerías de imágenes, infografías, memes, vídeos, podcasts, webinars, descargables (guías, e-books o checklists), etc.

En un primer momento puedes observar a tu competencia o perfiles semejantes al tuyo y ver como se comporta su audiencia. Esto te dará una idea de qué es lo que más le gustará a la tuya. Pero una vez hayas empezado a publicar, analiza qué formatos funcionan mejor y priorízalos. También puedes probar variantes de estos.  No dejes de testear nuevos formatos, pues los gustos pueden cambiar.

4 – Pensar los canales de distribución

A parte del formato también es importante elegir los canales, de nada servirá que crees un buen contenido, con el formato adecuado si no lo difundes por los canales dónde te pueda encontrar tu cliente ideal.

Existen 3 tipos de canales: Propios, de pago y ganados.

Los primeros son aquellos dónde tendrás más control de tu marca. Por ejemplo tu web, tu blog, tu newsletter, la publicación de una revista y anuncios en redes sociales.

Los canales de pago son publicidad pagada por tu marca. Puede ser a través de las redes sociales, en los buscadores (SEM), a través de patrocinios, etc. Normalmente el alcance será directamente proporcional a la inversión económica.

El canal ganado es el más difícil de conseguir pero el más efectivo. Vendría a ser cuando terceros difunden un mensaje positivo sobre tus productos o servicios y/o de tu marca en definitiva. Estos embajadores pueden ser clientes potenciales, consumidores de tu marca, trabajadores de tu empresa, ojeadores de productos, influencers (estos estarían a medio camino del canal pago y ganado), etc.

Planificar, planificar, planificar

El marketing de contenidos debe desarrollarse sobre una base sólida de estrategia. Esta deberá ser diseñada basándose en todos los puntos anteriores, con poco margen a la improvisación  y por eso es imprescindible la planificación.

La planificación te ayudará a ceñirte a tu estrategia pero también a mantener una periodicidad  y a confirmar si tu estrategia te está funcionando. La planificación también favorece una publicación de contenidos más variada, fresca reflexionada y completa, evitando así la repetición excesiva.

Publicar

Ha llegado el momento de la verdad: ¡Hacer público tu contenido! Lo puedes publicar directamente o a través de plataformas como Hootsuite, Hubspot, Everypost, etc.

No te recomiendo publicar por defecto el mismo texto exacto en todas las plataformas y redes sociales porqué cada una tiene sus fórmulas óptimas y no siempre sirve para todas.

Medir

Sería absurdo armar una estrategia para no comprobar si funciona una vez ejecutada y la manera de averiguarlo es midiendo los resultados.

Es sumamente imprescindible utilizar Google Analytics para conocer el tráfico a tu web, saber si las visitas se quedan (páginas vistas) o se marchan enseguida (tasa de rebote). Llevar un control de las analíticas de las distintas redes sociales (Facebook, Instagram, Twitter, Linked in, etc.). También puedes medir la conversión mediante los formularios de contacto o el registro de usuarios si los tienes en tu web. Obviamente el numero de ventas registradas en la tienda online será una métrica importantísima.


[1] 20+ Content Marketing Statistics that show de power of content

[2] Páginas que aparecerán en las búsquedas de google

[3] Rango

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *